martes, marzo 03, 2009

Vota Testosterona


Como ya he dicho, he decidido escribir críticas a las distintas obras de teatro a las que acuda. En este momento tengo 3 obras en el tintero de las que me gustaría hablar, pero como por alguna hay que empezar, comenzaré por

VOTA TESTOSTERONA
¿La masculinidad y la feminidad son atributos innatos o adquiridos?

Esta obra de teatro se ha estado representando en la Sala Nasa por el grupo de teatro Chévere.
Qué puedo decir de esta producción... pues muy fácil... le falta una o dos vueltas de tuerca. Al parecer las damas que han preparado este espectáculo han realizado con anterioridad una serie de talleres llamados "Ser home por un día", para distintas damas de distintas zonas de Galicia. Tanto la obra en sí como los talleres me parecen una apuesta arriesgada, pero muy necesaria, en una época donde las mujeres no parecen darse cuenta de lo infravaloradas que somos en esta sociedad que nos idiotiza con información intragable. Hasta el o la mejor pensadora de izquierdas, no se ha percatado de los errores que comete al hablar. (Un buen ejemplo son esas personas que tan liberales dicen ser y no comprenden cómo una mujer que nació hombre, pueda ser lesbiana... para eso que se queden como están... responden los y las muy gañanas) Cielos, me temo que me estoy yendo por las ramas. El ritmo de la obra se hace lenta por momentos, demasiado tiempo a oscuras en un escenario a ras de suelo que ayuda a la interactuación con el público. Dos personas en el escenario, varias metamorfosis y un atrezzo muy bien ideado para dos valientes actrices. La puesta en escena pueden llegar a causar confusión, ya que hay personas que creen que son dos hombres los que se presentan en el escenario (como si esas caderas amplias y seductoras no indicasen un claro rasgo femenino) pero he de reconocer que la caracterización, los gestos, las actitudes, los comentarios, pueden llevar a error de cualquiera que no haya leído nada de la obra y las actrices que la interpretan. Pero... si son valientes... ¿por qué digo que le faltan un par de vueltas de rosca? Pues porque, en mi humilde opinión, no son conscientes de que las mujeres no son mujeres por tener un sexo determinado, sino por carecer de él, es decir, no somos mujeres por tener un coño... somos mujeres por carecer de polla, y eso... queridas mías, no lo he visto en ningún momento. Por desgracia la sociedad es así de simple y dual... necesita catalogarlo todo en dos cosas a lo sumo: bueno-malo, hermoso-feo, crítica-halago... Si tan simples nos consideramos, es que a poca cosa aspiramos... mira y me ha salido un precioso pareado... Además, creo que han intentado abarcar demasiado en un tema ardou complicado e introducido en cada rendija de nuestra cultura. Es decir, que se podría profundizar en cada retazo, en cada esbozo crítico que he vislumbrado a lo largo de toda la obra.

Bueno niñas y niños, como en ocasiones anteriores os recomiendo ir a ver esta obra que, espero, os haga recapacitar y usar esa masa viscosa que hay entre oreja y oreja que, a veces (y me incluyo) dejamos a un lado como una bolsa llena de imágenes, pero vacía de pensamientos y reflexión.

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

<< Home